Punto de interés 4/4

Alcazaba y Juegos Moriscos

Audioguía en texto

Despliega este banner si prefieres leer por tu cuenta el texto de la audioguía de esta parada.

[ Haz click para desplegar ]

Dominando el pueblo se sitúa su Alcazaba, una de las demostraciones de la importancia de Purchena en el periodo Al-Ándalus. Este recinto es una antigua ciudadela nazarí construida en el año 888, de la que sólo se conservan algunos restos. Aquí se refugió Aben Humeya con sus tropas durante la rebelión de las Alpujarras.

Hoy sólo quedan restos de viviendas, un aljibe, un baño, la muralla y un torreón, conocido como Torre del Agua, que supone una magnífica obra de ingeniería hidráulica ya que, en su interior cuenta con un yacimiento de agua potable, lo que hacía del pueblo un lugar casi imposible de conquistar. De sus 13 metros originales se ha conservado a la mitad. Tiene dos pisos y dentro hay una mina con un nacimiento de agua que desemboca en un aljibe.

También quedan restos de construcciones funerarias de la Edad del Bronce, casi desaparecidos. Su atalaya, en las cercanías del pueblo, era una torre vigía también de época nazarí, desde la que se divisaban todas las proximidades. En la actualidad, esta Alcazaba es un estupendo mirador para observar tanto la zona urbana como la naturaleza que nos ofrece Purchena y sus alrededores.

La participación de Purchena en la rebelión de los moriscos y su apoyo a Aben Humeya trajo consigo que Felipe II cortara, como castigo, las alas al águila bicéfala del escudo de la ciudad lo que ha convertido a este escudo en el único en el mundo con un ave sin alas.

Aben Humeya convirtió a Purchena en su capital durante la rebelión en septiembre de 1569 y convocó aquí durante varios días los Juegos Moriscos que en la actualidad se celebran cada dos años durante el mes de julio. Según palabras de Juan Antonio Samaranch: “Los juegos moriscos de Aben Humeya suponen rehacer un eslabón perdido de la cadena entre los Juegos Olímpicos de la Antigüedad y el mundo moderno”. Estos juegos han sido declarados de Interés Turístico Nacional por la Consejería de Turismo y Deporte. Durante una semana, el pueblo de Purchena viaja en el tiempo y recupera todas las tradiciones andalusíes: vestimenta, gastronomía, folklore, artesanía, deportes; siendo al mismo tiempo lugar de encuentro entre numerosos visitantes venidos de dentro y fuera de nuestras fronteras.

Algunas de las competiciones que se celebran son: lucha, levantamiento de la piedra de mármol Burxana de 68 kilos de peso, sostenimiento de ladrillos, carreras de velocidad, tiro con arco, tiro con honda, triple salto, lanzamiento de cantos, etc.

Los Juegos Moriscos han servido de inspiración para numerosos artistas. Ejemplo de ello es que el escritor Ildefonso Falcones, autor de La Catedral del Mar, novela los Juegos en un pasaje de su libro La mano de Fátima.

En 2013 se realizó un descubrimiento musical de gran valor: el hallazgo de una obra para piano denominada Fiesta en Purchena compuesta en 1938 por el prestigioso compositor de bandas sonoras estadounidense Albert Hay Malotte inspirada en los Juegos Moriscos. Esta partitura ha dado lugar a la creación de un festival de Música, Cine y Literatura que se celebra cada dos años alternándose con los Juegos Moriscos. 

Acaba aquí nuestra visita no sin antes pedirles que cierren los ojos y en su inexpugnable Alcazaba dejen volar su imaginación hacia el pasado esplendor de Purchena, pero también que contemplen el hoy de un pueblo que ha sabido mantener sus tradiciones y quiere seguir forjando su historia en los siglos venideros. 

Desde este mágico lugar del norte de la provincia plagado de historias y leyendas nos despedimos. Deseamos que hayan disfrutado de su visita. Están invitados a regresar. Purchena les espera con los brazos abiertos.

Continúa esta audioguía con el resto de Puntos de Interés